Salario variable ejemplos

Programa de retribución variable

Existen tres tipos de programas de retribución variable: programas de incentivos, programas de bonificación y programas de reconocimiento. Los elementos de diseño de los programas de retribución variable difieren significativamente en función del tipo de programa.

Por ejemplo, los planes de incentivos tienen objetivos de rendimiento específicos que se fijan para el periodo de rendimiento correspondiente antes de que éste comience y los pagos están supeditados al cumplimiento de los criterios. Los criterios también pueden establecer pagos más bajos o más altos en función del grado de cumplimiento de los objetivos de rendimiento.

Los pagos en el marco de un programa de bonificación dependen de la realización de una tarea específica y de las condiciones aplicables establecidas antes de que se cumplan la tarea y las condiciones. Por el contrario, los programas de reconocimiento suelen establecer unas directrices generales antes de que se ponga en marcha el programa y los premios pueden variar en función de las directrices.

Los programas también pueden financiarse de forma diferente. Los programas de incentivos suelen estar autofinanciados o presupuestados, mientras que los programas de bonificación y reconocimiento suelen estar presupuestados. Los pagos de los programas de incentivos y bonificaciones no son discrecionales, es decir, si se cumplen los criterios de rendimiento o se completa la tarea, se recibe un premio específico. Los programas de reconocimiento, sin embargo, son discrecionales.

3 tipos de programas de retribución variable

La retribución variable es la compensación de los empleados que cambia. Suele utilizarse para reconocer y recompensar la contribución de los empleados a la productividad de la empresa, la rentabilidad, el trabajo en equipo, la seguridad, la calidad o cualquier otra métrica que los directivos consideren importante. Esta retribución basada en el rendimiento es habitual en el ámbito de las ventas, donde la remuneración está limitada únicamente por la capacidad del vendedor para cerrar tratos.

El empleado que recibe la retribución variable ha ido más allá de la descripción de su trabajo para contribuir al éxito de la organización. La retribución variable se concede en una variedad de formatos, como participación en los beneficios, bonificaciones, primas de vacaciones, compensación diferida, dinero en efectivo y bienes y servicios como un viaje pagado por la empresa o un pavo de Acción de Gracias.

La retribución variable es un beneficio esperado por los empleados para entusiasmarlos y retenerlos. Quieren tener la oportunidad de ganar una compensación variable para reforzar su salario base. Además, los empleados de hoy en día buscan algo más que un salario base y un paquete de beneficios cuando deciden incorporarse a una empresa.

Definición de retribución variable

La estrategia de compensación de ventas es el plan general de su organización cuando se trata de impulsar el rendimiento de su equipo y aumentar los ingresos. Su plan de compensación de ventas abarca todos los aspectos y detalles de los ingresos de sus representantes, como el salario base, la comisión y cualquier incentivo o beneficio al que puedan optar.

En el ámbito de las ventas, la retribución variable es la parte de la compensación por ventas que se determina en función del rendimiento del empleado. Cuando los empleados alcanzan sus objetivos (es decir, su cuota), la retribución variable se proporciona como un tipo de bonificación, incentivo o comisión. El salario base, por otro lado, es fijo y se paga independientemente de que los empleados cumplan sus objetivos. Juntos, la retribución variable y el salario base conforman lo que se conoce como el mix salarial.

Hay muchas formas de motivar a los representantes. Cuando se trata de remuneración variable, el plan de comisiones es el más común. Independientemente del tipo de retribución variable, su objetivo debe ser motivar el rendimiento de los empleados y animar a los representantes de ventas a cumplir su cuota (Más información sobre la planificación de cuotas).

Las estructuras de comisiones de ventas establecen el camino para que los representantes de ventas y los empleados ganen una remuneración variable. Las comisiones suelen ser un porcentaje que los representantes ganan como resultado del cierre de una venta. Estas estructuras pueden ser a tanto alzado, calculadas sobre el margen bruto, o determinadas por el porcentaje de cumplimiento de la cuota (estructura multiplicadora).

Ejemplos de retribución fija y variable

Suele pagarse en forma de incentivos, primas o comisiones. Se determina en función de dos factores principales: el rendimiento del empleado y el rendimiento general de la empresa. La mayoría de las empresas incluyen el proceso de fijación de objetivos, en función del cual se realizan los pagos variables.

Una empresa tiene un plan de incentivos, además del salario fijo, que establece que un representante de ventas recibirá un 2,5% fijo de cualquier venta que realice. Además, para animar a los empleados a realizar operaciones de mayor envergadura, la empresa declaró que esta cifra se convertiría en el 4,5% y el 7,5% para las ventas que superen las 15 y 25 rupias, respectivamente.

Por lo tanto, un representante que consiga 10 lakhs de ventas obtendrá una paga variable de 25.000 rupias. Por otro lado, un representante con 20 lakhs de ventas obtendrá 60.000 rupias y alguien con 30 lakhs de ventas obtendrá 1.20.000 rupias como paga variable.

Normalmente, el salario variable se expresa como un porcentaje del salario fijo. En los niveles inferiores, el componente de la retribución variable suele oscilar entre el 10% y el 15% del salario fijo. A medida que los empleados ascienden, su componente de retribución variable aumenta. Así, la cifra aumenta y baja del 15% al 30% en el nivel medio, que sube entre el 30% y el 50% en el nivel superior.