Salario minimo interprofesional españa

Salario mínimo en Italia

Tal y como se anunció en la reunión del mes de enero del Gobierno, la Asociación Empresarial y los Sindicatos, el salario mínimo interprofesional («SMI») para el año 2020 quedó establecido en 31,66 euros/brutos por día, lo que equivale a 950,00 euros/brutos por mes y, por tanto, a 13.300,00 euros/brutos por año.

En cuanto a la vigencia y efectos del Real Decreto, lo establecido en la Cláusula Final Tercera establece que el Real Decreto tendrá vigencia durante todo el año 2020 y, por tanto, desde el 1 de enero. En consecuencia, en los casos en los que se esté abonando el SMI de acuerdo con el Real Decreto 1462/2018, de 21 de diciembre, el pago de la diferencia deberá realizarse en la nómina correspondiente a febrero de 2020.

Aunque la medida adoptada es positiva desde el punto de vista salarial y social, hay que tener en cuenta que la mayoría de los convenios colectivos ya recogen salarios mínimos superiores al SMI. Esto implica que no muchos empleados se verán afectados por esta subida ya que, afortunadamente, la mayoría de los trabajadores cobran más que este mínimo.

Salario mínimo en España

El 2 de diciembre, el Gobierno aprobó una subida del 8% del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2017. Con esta subida, el SMI pasa a ser de 707,6 euros mensuales con 14 pagas al año, 52,4 euros al mes más que en 2016. Este incremento es muy superior al que hubiera resultado de actualizar el SMI por el IPC, el indicador más utilizado para medir la variación del coste de la vida, ya que la previsión de inflación para 2017 es del 1,7%. De hecho, el incremento anual del SMI ha estado por encima de la inflación en los últimos tres años, aunque no ha sido suficiente para recuperar el poder adquisitivo perdido entre 2010 y 2013. La subida de 2017, sin embargo, contribuirá a revertir esta situación y hará que el SMI supere el nivel de 2009 en términos de poder adquisitivo (véase el primer gráfico).

Otra comparación que ilustra la evolución del salario mínimo a lo largo del tiempo consiste en compararlo con la evolución del salario medio y también del salario medio.1 El primer gráfico muestra cómo, desde 2009, el incremento del SMI ha sido menor que el de los salarios. En concreto, el SMI aumentó un 3,9% en términos acumulados entre 2009 y 2015 mientras que los salarios medios y medianos crecieron un 5,6% y un 10,5%, respectivamente, en el mismo periodo. Estos datos sugieren que el SMI ha ido por detrás de la evolución de los salarios en el conjunto de la economía.

Salario mínimo España 2022

El salario medio en España difiere considerablemente en función de diferentes factores. Por ejemplo, la brecha salarial de género sigue siendo importante en el país mediterráneo, aunque se ha reducido en los últimos años. En 2019, el salario medio de un empleado masculino a tiempo completo era alrededor de un 9% superior al de su homólogo femenino. La brecha de género es aún mayor en los puestos fijos: ese año, el salario medio anual de las mujeres era aproximadamente 6.400 euros inferior al de los hombres. La brecha salarial también es llamativa cuando se observa el salario de los trabajadores con discapacidad, una diferencia que ha aumentado en los últimos años. La ubicación geográfica también es importante; el salario medio neto en regiones como Extremadura y Canarias era inferior a 22.000 euros anuales en 2020, muy lejos del salario en el País Vasco y Madrid (30.200 y 28.800 euros, respectivamente).

Comentarios

En 2021 el salario mínimo prorrateado en España subió a 1.126 euros. Esto supone un 24% más que la media europea, y mucho más que Portugal, la República Checa o Lituania, por citar algunos de los países que nos han superado en PIB per cápita en los últimos años, explica Daniel Rodríguez en Expansión.

El Gobierno español -que ha acordado con los sindicatos subir el salario mínimo a 1.000 euros cinco meses después del anterior- está en modo preelectoral. Y, tras el dantesco espectáculo de la (no) reforma laboral, se ha marcado como objetivo una nueva subida del salario mínimo (SMI). Poco parece importarles que España sea el país con más paro de la OCDE, como hemos sabido esta semana, o que seamos la economía más alejada de los niveles de riqueza anteriores a la crisis.Lo importante es su agenda retrospectiva, y allanar el camino para las próximas elecciones. Aunque eso signifique (o, quizás, por eso lo hacen) más clientelismo, más dependencia del Estado, menos influencia internacional y menos prosperidad.