Pablo iglesias salario minimo

Risto Mejide HUNDE a Pablo Iglesias en directo

27 marzo 2020 comentariosEntre el movimiento y el partido: El caso de PodemosPuede que Corbyn esté fuera, puede que Sanders esté abajo, pero Pablo Iglesias y Unidas Podemos están en el poder en Madrid desde principios de año. Cristina Flesher Fominaya valora su evolución

El 13 de enero de 2020, un mes después de que el Partido Laborista de Jeremy Corbyn fuera derrotado en las urnas, el partido de coalición de izquierdas Unidas Podemos (UP) entró en el Gobierno de España como socio menor del PSOE de centro-izquierda. ¿Qué lecciones pueden extraer los socialistas británicos de su experiencia?

No hay que subestimar las diferencias entre ambos casos. Los laboristas son uno de los partidos tradicionales de gobierno del Reino Unido, con un siglo de historia acumulada a sus espaldas; Podemos ha pasado de ser un partido híbrido aspirante a ocupar un cargo ministerial en el espacio de sólo seis años. Pero si hay alguna lección para la izquierda en Europa hoy, hay que buscarla en el extremo occidental del continente, en Dublín, Lisboa y, por supuesto, Madrid.

Podemos ha logrado una primicia histórica en la España postfranquista: un verdadero gobierno de coalición. Muchos pensaron que este escenario nunca se materializaría. Tras las inconclusas elecciones generales de abril de 2019, el PSOE (123 escaños) y Podemos (42 escaños) fueron incapaces de llegar a ningún tipo de acuerdo. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se negó a considerar la posibilidad de hacer a Iglesias vicepresidente y rechazó las demandas de Podemos para ocupar puestos ministeriales. Iglesias dijo muy públicamente que estaba dispuesto a descartarse para la vicepresidencia, pero se negó a aceptar cualquier pacto que no diera a UP poder real en el gobierno propuesto. Con la amenaza de la extrema derecha en aumento -la ultraderecha de Vox había entrado en el Parlamento con 24 escaños-, los progresistas frustrados exigieron más concesiones. Pero Iglesias se mantuvo firme, argumentando que entrar en el gobierno a cualquier precio no era el objetivo del partido.

Bahman – Newroz TV

Ayer, martes 4 de mayo, se celebraron elecciones en la Comunidad Autónoma de Madrid, una región de casi 7 millones de habitantes que contiene la capital de España. Madrid es considerada la capital del centralismo cultural español.

En estas elecciones triunfó la derecha: el conservador Partido Popular (PP) obtuvo el 44,7% (+22,50%) de los votos (1.620.213) y 65 escaños, a sólo cuatro de la mayoría parlamentaria absoluta. VOX, el partido neofascista, obtuvo el 9,13% (+0,25%) de los votos (330.660) y 13 escaños. VOX ha confirmado su apoyo a la candidata del PP a la presidencia de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

Ciudadanos, que aspiraba a ser un partido de centro-liberal, pero que ha jugado demasiado con el nacionalismo español, ha recibido el 3,57% (-15,89%) de los votos (129.215) y se queda fuera de la Asamblea de Madrid, que tiene una barrera del 5% para los partidos que entran en el parlamento. Los resultados globales para la izquierda son muy malos, aunque el reparto es desigual.

El ‘efecto Ayuso’ ha pasado como una apisonadora tanto por la izquierda como por el ‘centro’. El PP estuvo a punto de obtener la mayoría absoluta tras una campaña centrada única y exclusivamente en la idea de «libertad». Su idea de «libertad» se enmarcaba en poder «hacer lo que quiera» (sic), «no tener que quedar con tu ex pareja en Madrid» (sic), porque «en Madrid la vida es dura, la vivienda es cara, tu sueldo es muy bajo, pero cuando terminas de trabajar puedes ir a tomar una cerveza [¿cómo lo pagas con tu bajo sueldo? – JMP]. Así se vive en Madrid».

Sean Paul – She Doesn’t Mind (Video Oficial)

El contenido es de uso gratuito, pero se aplican restricciones de uso. Si hace clic en descargar/incorporar, reconoce que ha leído y respetará las condiciones de uso. Descargar

Madrid – El nuevo gobierno de coalición entre el partido socialista del presidente Pedro Sánchez y el partido de izquierda Podemos quiere subir los impuestos a los ricos, revertir una reforma de las leyes del mercado laboral y subir los salarios.

Los dos partidos argumentan que las medidas son necesarias para luchar contra la desigualdad económica, pero el grupo de presión empresarial CEOE ha advertido que su programa económico está «cerca del populismo» y tendrá un impacto «muy negativo» en la creación de empleo en el país, la cuarta economía de la eurozona.

La coalición ha prometido dar marcha atrás a algunos cambios introducidos por el anterior gobierno conservador de España en 2012 durante el punto álgido de la crisis económica del país para flexibilizar el mercado laboral haciendo más fácil y menos costoso el despido de trabajadores.

El ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, atribuyó a su reforma del mercado de trabajo un fuerte descenso de la altísima tasa de desempleo de España, pero los críticos dicen que ha provocado una caída de los salarios y un aumento del trabajo inestable y temporal.

Pitbull – Libertad

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, también vicepresidente del Gobierno, ha asegurado este jueves que el Gobierno está ultimando la puesta en marcha de un salario mínimo vital permanente a partir de mayo.

Iglesias explicó en un mensaje en las redes sociales que la renta mínima para todos se convertirá en «un nuevo derecho social básico», y que «llena la nevera de muchísimos compatriotas y mucha gente puede mantener un nivel mínimo de consumo».

Sin embargo, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, del PSOE, pareció contradecir a Iglesias más tarde: «Necesitamos semanas, no para anunciarlo, sino para llevarlo a la ley», explicó. Añadió que el Gobierno tenía que comprobar cuidadosamente los datos fiscales para asegurarse de que las personas realmente necesitadas se beneficiarían y también calcular el coste de su aplicación.