Igualdad salarial ley

Eeoc

A pesar de la aprobación de esta ley hace más de medio siglo, las mujeres siguen sin llevarse a casa un salario igual al de sus compañeros masculinos. La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) es el organismo federal encargado de hacer cumplir ésta y otras leyes de discriminación laboral. La EEOC modificó la Ley de Normas Laborales Justas de 1938.

Ningún empleador … discriminará, dentro de cualquier establecimiento en el que trabajen dichos empleados, entre los empleados por razón de sexo, pagando a los empleados de dicho establecimiento un salario inferior al que paga a los empleados del sexo opuesto en dicho establecimiento por un trabajo igual en trabajos cuyo desempeño requiera igual habilidad, esfuerzo y responsabilidad, y que se realicen en condiciones de trabajo similares, excepto cuando dicho pago se realice de conformidad con (i) un sistema de antigüedad; (ii) un sistema de méritos; (iii) un sistema que mida los ingresos por la cantidad o la calidad de la producción; o (iv) un diferencial basado en cualquier otro factor distinto del sexo.

Ley de igualdad salarial de 1963

En Gran Bretaña, pero no en Irlanda del Norte, cualquier cláusula de confidencialidad salarial en un contrato de trabajo queda anulada si usted sospecha que existe una desigualdad salarial por motivos de género (o por motivos de otra característica protegida, como la edad o la raza) y busca información de un colega (o antiguo colega) para averiguar si -o hasta qué punto- existe una conexión entre la retribución y el hecho de tener (o no tener) una determinada característica protegida.

Los empresarios suelen argumentar que el puesto de trabajo con el que reclama la igualdad no es, de hecho, igual al suyo. Antes de iniciar el procedimiento, debe exponer claramente las razones por las que considera que los dos puestos de trabajo son iguales.

Título vii

La equidad salarial se refiere a la igualdad de remuneración por un trabajo de igual o comparable valor.  La igualdad de retribución no se refiere únicamente a la igualdad de salarios. La igualdad salarial tiene en cuenta la remuneración discrecional, los complementos, los pagos por rendimiento, los pagos por méritos, los pagos de primas y la jubilación.  La desigualdad salarial es sólo uno de los muchos factores que impulsan las diferencias salariales entre hombres y mujeres.

Las normas y obligaciones para los empleados y los empleadores se recogen en la Ley de Trabajo Justo (2009), que es la principal legislación que rige los lugares de trabajo en Australia. Es la base de todas las normas y reglamentos de empleo y algo con lo que los empleadores de todos los sectores y de todos los tamaños de empresa deberían estar familiarizados.

Cuando existen disparidades salariales en un lugar de trabajo, la Comisión de Trabajo Justo puede dictar una orden de igualdad de remuneración por la que se exija a determinados empleados la misma remuneración por un trabajo de igual o comparable valor. La solicitud de una orden de igualdad de remuneración puede ser presentada por un empleado afectado, por un sindicato que tenga derecho a representar a un empleado afectado o por el Comisionado de Discriminación por Razón de Sexo.

Diferencias salariales entre hombres y mujeres

Los países de la UE deben poner fin a toda discriminación a partir de sus normas y leyes nacionales. La UE supervisa la correcta aplicación y cumplimiento de la legislación comunitaria sobre igualdad salarial en los países de la UE y les apoya para que apliquen correctamente las normas existentes.

En una recomendación de 2014, la Comisión Europea se propuso reforzar el principio de igualdad salarial entre hombres y mujeres, con el objetivo de ayudar a los países de la UE a encontrar el enfoque adecuado para acabar con la discriminación salarial y la brecha salarial de género.

Para seguir luchando contra la brecha salarial de género y garantizar la plena aplicación del principio de igualdad salarial entre mujeres y hombres, la Comisión adoptó en noviembre de 2017 el «Plan de Acción de la UE 2017-2019: Lucha contra la brecha salarial de género». El Plan de Acción adopta un enfoque holístico y aborda las diversas causas fundamentales de la brecha salarial entre hombres y mujeres. Incluye un total de 24 puntos de acción que se han distribuido en 8 líneas de actuación principales, a saber: